Control biológico del entrenamiento de resistencia

FR_01_IIC_2011

La alta exigencia en los deportistas de élite hace cada vez más necesario controlar el proceso de adaptación al entrenamiento. El objetivo de esta revisión es analizar la información biológica de un análisis de sangre, al objeto de obtener información de la carga de entrenamiento en atletas de resistencia. La mayor parte de los parámetros sanguíneos han sido empleados, más que para determinar el proceso del entrenamiento, precisamente, para lo opuesto: el sobre entrenamiento. La concentración en plasma de sustratos metabólicos (glucosa y ácidos grasos) no son parámetros que pueda utilizarse para controlar el entrenamiento, debido a las bajas especificidad y sensibilidad. No obstante, la concentración de determinados enzimas que intervienen en la utilización de los sustratos puede ser importante.

Valores de creatín kinasa superiores a 200 U/l en una persona sana sugiere claramente que la carga de entrenamiento total de una determinada sesión ha sido elevada. La  concentración en plasma de algún producto de degradación del catabolismo también puede señalar la adaptación del organismo al entrenamiento. La concentración de ácido láctico en plasma es la herramienta más común en la valoración de la carga de entrenamiento. La concentración de urea es un buen marcador biológico de la carga de entrenamiento.
Valores superiores a 8 mmol/l en varones y de 6,5 mmol/l en mujeres, indican que el entrenamiento ha sido muy intenso. La determinación de otros productos (amonio) o sustratos (glutamina)se han utilizado para detectar el sobreentrenamiento.

Visión general del control biológico del entrenamiento

Desde un punto de vista biológico, el entrenamiento persigue que se produzcan una serie de  fenómenos de adaptación que determinen una mejora del rendimiento

LACTATO

El control de determinados parámetros biológicos en la planificación del entrenamiento es de gran importancia si queremos mejorar nuestro rendimiento.  Naturalmente, no existe un único parámetro que nos da la información precisa. La adaptación del organismo al entrenamiento es enormemente compleja como para poderla reducir a un  determinado parámetro. Si al componente biológico añadimos otros condicionantes del  rendimiento (técnico-tácticos, psicológicos, etc.), se comprenderá lo señalado.

RESUMEN ANALITICA

Calderón Montero, F. J., González Gross, M., Benito Peinado, P. J., & Meléndez Ortega, A. (2006). Control biológico del entrenamiento de resistencia.RICYDE: Revista Internacional de Ciencias del Deporte= International Journal of Sport Science2(2), 65-87.