PRONAF Fase previa I-II

IMG_0252

Durante el año 2007 los objetivos de la fase previa fue:

  • Describir la relación entre las variables medidas durante el circuito.
  • Comparación del efecto de un circuito a distintas intensidades sobre el gasto energético.
  • Establecer las ecuaciones que permitan predecir el gasto energético basadas en la relación entre Fcd vs VO2.

Durante el año 2008

  • Evaluar el gasto energético aeróbico-anaeróbico.
  • Comparación hombres-mujeres con respuesta bioquímica.
  • Descripción de la respuesta a las intensidades de manera aislada.

FISIOLOGÍA HUMANA Aplicación a la actividad física


Javier panamericana

 Es necesario saber cómo funciona el organismo en condiciones de reposo para comenzar a analizar cómo se modifican las diferentes variables que permiten realizar el ejercicio. Después de años de docencia e investigación, el autor ha llegado a la conclusión de que a fisiología del ejercicio no tiene entidad propia: sólo el conocimiento profundo de la fisiología y la aplicación de los conocimientos de ciencias paralelas a ella, junto con el razonamiento adecuado, pueden conducir a entender y valorar lo que sucede durante el ejercicio. Este es el «espíritu» que ha guiado este libro: que los alumnos –mediante el razonamiento lógico y sobre la base del estudio de las funciones fisiológicas en reposo– sean capaces de razonar la respuesta y la adaptación del organismo al ejercicio y al entrenamiento.

• El libro presenta los conocimientos de fisiología humana expuestos de la forma más sencilla y clara posible en siete secciones: Sistema cardiovascular, Sistema respiratorio, Líquidos corporales y función renal, Sistema digestivo y metabolismo, Sistema endocrino, Neurofisiología, y Fisiología integrada.
• Con el fin de facilitar la comprensión y el aprendizaje, cada capítulo está diseñado de manera uniforme, apoyado con iconos y elementos que facilitan su comprensión.
• Dada la relevancia de la actividad física desde el punto de vista de la salud, en cuadros resúmenes se analiza cómo el ejercicio puede ser utilizado como herramienta diagnóstica y/o terapéutica en diversas enfermedades.
• Gran parte de las figuras han sido realizadas por el autor en estrecha relación con el dibujante.
• Al final de cada capítulo se aporta un resumen del mismo con especial incidencia en la respuesta y adaptación al ejercicio y entrenamiento.
• Esta obra se acompaña de un sitio web que aporta información complementaria y ayuda a que el alumno valore los conocimientos adquiridos a través de preguntas de opción múltiple, así como preguntas abiertas que son contestadas de forma razonada por el autor.
FISIOLOGIA HUMANA. Aplicación a la actividad física explica de forma sencilla las complicadas adaptaciones del cuerpo humano a la actividad física. De especial utilidad para alumnos de ciencias de la actividad física y del deporte, esta obra les ayudará a entender y razonar cómo el organismo responde de forma integrada al ejercicio. Sólo de esta forma podrán entender el ejercicio físico como fenómeno de estrés, ya sea desde el punto de vista de la aplicación a la salud, como de la aplicación al rendimiento deportivo.

FISIOLOGÍA HUMANA

SITIO WEB COMPLEMENTARIO

El material que se presenta en el sitio web tiene dos objetivos:

– Dotar al Docente de material para la elaboración de las clases.
– Ayudar al Estudiante a asimilar los contenidos expuestos en el libro, mediante ejercicios de autoevaluación y material complementario, de manera que el lector adquiera la idea de que el ejercicio físico es la «actividad animal» más común y la que mayor estrés desencadena en el organismo, el cual responde de forma integrada.

ESTRUCTURA Y RECURSOS DEL SITIO WEB

– El material del sitio web se ha organizado según las secciones del libro. Se considera que el lector debe conocer, en profundidad y con independencia, el sistema cardiovascular, el sistema respiratorio, el metabolismo y la regulación endocrina. Asimismo, se otorga especial importancia a la función renal.

– La idea integradora que persigue este libro determina que las preguntas relativas a la neurofisiología se incluyan en la sección Fisiología integrada, debido a la complejidad del funcionamiento del sistema nervioso durante el ejercicio.

– Se incluyen todas las figuras y tablas del libro para consulta exclusiva del docente.

– Se presentan preguntas abiertas y de opción múltiple; en ambos casos se exponen las respuestas haciendo referencia a los capítulos correspondientes del libro.

– En el material complementario Ergoespirometría se aporta información relativa a la valoración integrada de la respuesta del organismo al ejercicio.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=RB1viyWZGzk]

PRONAF (Programas de Nutrición y Ac física)

PROYECTO PRONAF
ESCUDO-PRONAF

El sobrepeso y la obesidad, en España y en el resto del mundo, se comienza a considerar como una epidemia, tal y como lo manifiesta la Organización Mundial de la Salud (OMS) que “…considera la obesidad como la gran epidemia del siglo XXI” [2]. La trascendencia del sobrepeso es tan importante que existen programas europeos de promoción, modificación y prescripción de estilos de vida saludables, que han incorporado a un amplio número de sectores comerciales, como por ejemplo la estrategia NAOS en España [3]. En el terreno científico se está desarrollando una enorme labor, existiendo proyectos europeos como el HELENA (www.helenastudy.com) o el IDEFICS, que han abordado la problemática sobre todo en niños y adolescentes.

El aumento de las tasas de obesidad en todos los grupos de población en los últimos 20 años en todo el mundo es un hecho contrastado y avalado por gran cantidad de datos publicados en la literatura científica. El aumento de la inquietud científica sobre los aspectos relacionados con el sobrepeso ha experimentado un crecimiento exponencial en las últimas décadas. La figura 1, muestra sólo los artículos relacionados con la obesidad como patología en las últimas décadas, si bien es cierto que este efecto no es solamente debido al aumento del estudio de la obesidad si no también al aumento del número de publicaciones e investigación en general.

Sin embargo, las cifras que manejamos en la actualidad son alarmantes. En EEUU, aproximadamente 127 millones de adultos presentan sobrepeso, 60 millones son obesos y 9 millones tienen obesidad mórbida, lo que supone un 64,5%,
30,5% y 4,7% de la población mayor de 20 años, respectivamente [4]. En España, con un 14,5% de obesos adultos y 38,5 % con sobrepeso [5], estamos algo por debajo de esas cifras.

Los tratamientos propuestos para disminuir los efectos de esta patología se encuentran divididos en quirúrgicos, farmacológicos y no farmacológicos. La actividad física como tratamiento de la obesidad es largamente conocida en la literatura científica [6-11]; sin embargo, existe divergencia sobre qué protocolos son más eficaces en la disminución de peso [12, 13] y grasa corporal.

Las intervenciones más populares en relación con la nutrición son, el ayuno, la restricción calórica controlada, que a su vez puede ser clasificada como semi-inanición o semi-ayuno y las dietas hipocalóricas, no existiendo estudios previos que hayan comparado la intervención de entrenamiento con cargas y los diferentes procedimientos nutricionales.

Es evidente que la forma de invertir el balance energético es aumentando el gasto con respecto a la ingesta calórica. Pero las investigaciones realizadas en los últimos años indican que esto no es tan sencillo y debe ir mucho más allá, ya
que no sólo influye el gasto calórico per se, si no el tipo de ejercicio y la respuesta metabólica que conlleva [8, 14-16].

La estimación del gasto energético junto con el aporte de energía a través de la ingesta de nutrientes representan las variables fundamentales del equilibrio energético determinantes para establecer pautas adecuadas de pérdida de peso en estos pacientes y controlar su seguimiento [17, 18]. La pérdida de peso debe ir asociada a la pérdida de grasa  corporal, algunos autores sugieren “…aumentar el empleo de los ácidos grasos como combustible, utilizando ejercicios con intervalos de descanso muy breves…” [19]. El tipo de ejercicio que tradicionalmente se ha utilizado para combatir el sobrepeso ha sido el ejercicio aeróbico; es decir, ejercicios submáximos de larga duración. El hecho de que sean submáximos se sustenta en que los ejercicios de alta intensidad o máximos producen justamente el efecto contrario al buscado, debido a la restricción del flujo en el tejido adiposo, además de que la concentración de lactato ha sido  expuesta como un posible factor limitante de la tasa de aparición de los ácidos grasos libres en la circulación, además de otros factores limitantes de la utilización los mismos por la célula muscular, como los mitocondriales [19]. Por otro lado, el entrenamiento con cargas ha sido comparado en bastantes ocasiones con el cardiovascular, demostrando que los gastos energéticos durante la actividad deportiva son notablemente inferiores [13, 20-22]. Sin embargo, el  aumento del gasto energético el resto del día (ritmo metabólico basal y consumo de oxígeno postejercicio) son efectos exclusivos del entrenamiento con cargas.

Referencias

  1. NLM. Pubmed data base. [Web] 2007 02/08/07 [cited 2007; Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?db=pubmed.
  2. Pereira-Cunill, J.L. and P.P. García-Luna, (2005) Revista española de obesidad. 3(1): 1-3.
  3. Ministerio de Sanidad y Consumo, Estrategia NAOS. Estrategia para la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad, ed. MSC. 2005, Madrid: MSC.
  4. American Obesity Association.  2007 27/02/07 [cited 2007 27/02/07]; Available from: http://www.obesity.org/.
  5. Neira, M. and M. de Onis, (2006) Br J Nutr. 96 Suppl 1: S8-11.
  6. Kondo, T., I. Kobayashi, and M. Murakami, (2006) Endocr J. 53(2): 189-95.
  7. Gerson, L.S. and B. Braun, (2006) Med Sci Sports Exerc. 38(10): 1709-15.
  8. Byrne, N.M., et al., (2006) Obesity (Silver Spring). 14(10): 1777-88.
  9. Lazzer, S., et al., (2005) Int J Obes Relat Metab Disord. 29(1): 37-46.
  10. Ekelund, U., et al., (2005) Diabetes Care. 28(5): 1195-200.
  11. Lafortuna, C.L., et al., (2003) J Endocrinol Invest. 26(3): 197-205.
  12. Poehlman, E., et al., (2002) J Clin Endocrinol Metab. 87(3): 1004-09.
  13. Scott, C.B., (2006) J Strength Cond Res. 20(2): 404-11.
  14. Candow, D.G. and D.G. Burke, (2007) J Strength Cond Res. 21(1): 204-7.
  15. Lafortuna, C.L., et al., (2006) Eur J Appl Physiol. 97(1): 16-25.
  16. Heilbronn, L.K., et al., (2006) Jama. 295(13): 1539-48.
  17. Donnelly, J.E., et al., (2004) Best Pract Res Clin Gastroenterol. 18(6): 1009-29.
  18. Hunter, G.R., et al., (2000) J Appl Physiol. 89(3): 977-84.
  19. Bulacio, P. Efectos del ejercicio sobre el metabolismo de los lípidos. www.sobreentrenamiento.com  2005 22/11/05 [cited 543 14/11/05]; 1-10]. Available from: www.sobreentrenamiento.com/PubliCE/impresible.asp?Ida=543&tp=s.
  20. Jackson, N.P., M.S. Hickey, and R.F. Reiser, 2nd, (2007) J Strength Cond Res. 21(1): 289-95.
  21. Vincent, H.K., C. Bourguignon, and K.R. Vincent, (2006) Obesity (Silver Spring). 14(11): 1921-30.
  22. Mayhew, J.L., et al., (2001) J Sports Med Phys Fitness. 41(1): 33-8.

Elements System

El entrenador personal es un profesional del movimiento, que debe ser capaz de utilizar las más diversas herramientas para cumplir con los objetivos de sus clientes y liderar cambios eficaces y duraderos en sus niveles de salud y rendimiento.
Este liderazgo debe fundamentarse en el desarrollo integral de aptitudes, habilidades y conocimientos, cada vez más variados, holísticos y, al mismo tiempo, multifactoriales. Ser capaz de cubrir todas estas facetas supone un desafío para el entrenador personal hoy en día, dada la continua y rápida evolución de nuestro sector.
Actualmente, el profesional de la salud se enfrenta al reto de conseguir resultados de forma segura, eficaz y eficiente con unos clientes, en la mayoría de los casos, poco motivados para hacer ejercicio físico, con poco tiempo y con malos hábitos de alimentación. La metodología Elements pretende dar respuesta y apoyar a los profesionales de la salud en su búsqueda de soluciones para superar este reto, ofreciéndoles una herramienta que filtra los últimos avances científicos, junto con una aplicación vivencial muy elevada y aplicada de forma real.
Elements no pretende ser EL método, sino una vía de desarrollo global para el entrenador, con el objetivo de optimizar sus aptitudes  y habilidades prácticas, de tal forma que pueda convertirse en motor de cambio, refuerzo, ejemplo e inspiración para todos sus clientes.
Elements nace con la ilusión de integrar e incluir aquellas metodologías y herramientas disponibles para el entrenador que hayan demostrado efectividad y posibilidad reales de aplicación: serás bienvenido si aportas de forma constructiva. Por ello, en esta formación se podrán ver desde técnicas que provienen de la halterofilia hasta técnicas de prevención de lesiones basadas en las propiedades del tejido miofascial , pasando por un amplio abanico que incluyen las superficies inestables, control del propio cuerpo y movimientos gimnásticos, técnicas cardiovasculares de alta intensidad, cross training, etc.
Finalmente, Elements plantea una forma de organizar los entrenamientos estructurada de forma flexible, pero al mismo tiempo concisa, con infinita variedad de sesiones, y capaz de ser adaptada rápidamente a multitud de clientes tanto en sesiones individuales como en grupos reducidos.
CONCIENCIA + EXPERIENCIA + CIENCIA